Fabricación y cuidados

fabricacion.jpg

PROCESO DE FABRICACIÓN:

Pitusas, es una marca creada desde la sencillez y la elegancia en cada uno de sus diseños. La suavidad de sus tejidos, así como, la singularidad y calidad en cada pieza, hacen que se conviertan en un calzado único hecho 100% a mano en España.

El proceso de fabricación que sigue cada una de nuestras Pitusas es el siguiente:

  • En primer lugar, con una maquina troqueladora se cortan las diferentes piezas que componen la alpargata, con troqueles de filo textil.
  • Con las piezas cortadas, se ensamblan las piezas mediante colas o adhesivos especiales y aparados en costuras.
  • Una vez tengamos el cuerpo de la alpargata ensamblado continuaremos con el remache de nuestra estrella identificativa, o diferentes tipos de apliques, como ojetes.
  • A continuación, se cosen a mano a la suela, con “hilo de yute”.
  • Para finalizar, pasaremos al timbrado de la marca en la talonera interior. El timbrar, se ocupa de aplica calor a un sello de magnesio para que nuestro logo quede sellado dentro de cada pitusa.
  • Solo nos faltaría repasar hilos y empaquetar cada pitusa en cajas de cartón forrado, con el logo serigrafiado, para proceder a su correspondiente envío.

Finalmente, sus Pitusas estarán lista para ser enviada a su domicilio con la mayor brevedad posible y en las mejores condiciones, para poder ser disfrutadas en primavera y verano.

CUIDADOS

Desde la marca te pedimos que trates tus Pitusas con el mismo cariño con el que nosotros las hemos tratado previamente, pues cada una de ellas está confeccionada con los estándares más altos de calidad.

Los cuidados que te recomendamos para éstas son:

Para el ante o serraje no dudes en utilizar un spray hidrofugante para evitar que tus Pitusas se manchen. No abuses demasiado del spray, puedes deteriorar el ante y recuerda pulverizar a unos 30 cm de la mancha.

También existen cepillos especiales para la limpieza del ante. Éstos cuentan con dos cabezales, uno con cerdas metálicas y otro con cerdas suaves. Eso sí, al cepillar con la parte de metal debes hacerlo lo más cuidadosamente posible y en contrasentido del pelo. Luego frota con la otra parte para peinar su superficie.

Además, si quieres mantener su acabado afelpado, ¡no les eches ningún tipo de crema! Si tus Pitusas sufren algún tipo de mancha, el fairy siempre es un buen remedio, sino que lo diga mamá…

Para el cuidado de tus Pitusas de terciopelo lo primero que debes hacer es coger un cepillo de cerdas suaves y cepillar con cuidado, sin presionar el zapato, haciendo especial hincapié en las manchas. Cepilla siempre en el sentido del tejido del terciopelo. Luego, mezcla 1 cucharada de detergente con 1 litro de agua tibia. El agua no puede ser caliente porque dañaría la tela de terciopelo. Agita bien la botella para crear mucha espuma. Cuando se haya producido la máxima espuma posible, pon un poco de espuma sobre las cerdas suaves del cepillo (solo la espuma) y frota muy suavemente las manchas, a favor del terciopelo, sin presionar. Después, con un trapo limpio, retira los restos de espuma del zapato y déjalo secar.

También puedes probar con un poquito amoniaco diluido en agua y frotar con el cepillito en la mancha con suavidad en la misma dirección.

Para manchas difíciles y que se resisten, como de comida o grasa, por ejemplo, lo ideal es que cubras la mancha con polvos de talco al instante para que absorban la suciedad, pero como lo habitual es que no podamos reaccionar tan rápidamente, cuando llegues a casa límpialos con agua.

En cuanto a tus Pitusas de raso, debes tener en cuenta la delicadeza de dicho material por lo que para limpiarlas debes ser muy cuidadoso.

Existen diferentes formas de limpiar el raso, pero las más comunes son: con agua de soda, un trapo limpio y humedecido frotando en el sentido del raso o con toallitas de bebé ya que, están hechas con jabón ph neutro siendo perfectas para limpiar manchas en telas frágiles.

De todos modos…

¡Cuídalas! Y…

¡Envíanos unas fotos!

cuidados.jpg
Estas pitusas se han añadido a tu lista de deseos